Inicia Diplomado De Proyección Social En Justicia Territorial Y Postconflicto, Para Operadores De Justicia De La Subregión De La Cordillera Del Departamento De Nariño

“La paz como condición que habilita mayor justicia, equidad, orden social y político”(acuerdo de paz firmado entre el gobierno y las FARC)

Como parte de la implementación de los acuerdos de paz, se promueven diversas estrategiasparagarantizar, entre otros derechos, el acceso a la justica de las comunidades que fueron afectadas por el conflicto armado, en este horizonte se requiere fortalecer, en los actores locales de justicia, las capacidades para la implementación y aplicación de Justicia Local. A este objetivo responde el Diplomado de Proyección Social enJusticia territorial y Postconflicto, que inicia hoy 25 de septiembre de 2017, dirigido a 45 operadores de justicia de los municipios de Leiva, El Rosario, Policarpa y Cumbitara.

Este diplomadose realiza en convenio con el Centro de Investigaciones y Estudios Socio-Jurídicos de la Universidad de Nariño y,hace parte de las acciones centrales del Proyecto Justicia Local para la Paz.

La Universidad de Nariño que certificará a los funcionarios que participen del proceso formativo y pondrá a disposición el personal docente con los requerimientos específicos para cada una de los módulosdefinidos.

Por medio de este espacio, los administradores de justicia de los municipios de Cumbitara, Policarpa, Leiva y El Rosario, afianzarán sus conocimientos en temáticas como derechos humanos, justicia, acceso a la justicia, justicia transicional y sistema locales de justicia, entre otros. Permitiéndoles adquirir tanto capacidades teóricas como prácticas, que podrán materializar en cada uno de sus territorios.

En opinión de Carlos Martínez, Director de Consultorios Jurídicos de la Universidad de Nariño:“Este tipo de estrategias son muy buenas porque van dirigidas a un público muy importante, cierto tipo de funcionarios municipales que sobre todo en sus funciones y en su campo de acción tienen una relación muy directa y estrecha con las comunidades campesinas, con los diferentes sectores sociales y populares. En ese sentido (…) para la universidad de Nariño nos parece importante que estas capacitaciones contribuyan a darles a ellos (funcionarios) unas herramientas que puedan replicarlas y sobre todo trabajarlas con sus comunidades (…) lo importante es que en conjunto con ellos se va a tratar de construir unas hojas de ruta, unas rutas de atención, a fin de garantizar los derechos a las comunidades de los respectivos municipios”

Por su parte, Gabriel Reyes, Funcionario del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación asignado al municipio de Policarpa, quien participa del diplomado, destaca la importancia de este proceso formativo en materia de credibilidad en el Estado: “(…)es importantísimo (el diplomado) toda vez, que salimos a orientar y le vamos a facilitar y a dar mecanismos a estas comunidades…para que recurran a una justicia pronta, rápida y eficaz y verdadera, y sobre todo que vamos a hacer mucha más presencia en los municipios o en las localidades donde no se haya presentado la institucionalidad..para que así ellos tengan confianza y credibilidad en ella”.

Un elemento innovador en esta apuesta formativa, tiene que ver con los elementos que otorgan las lecturas de territorios realizadas previamente, en las que se identificaron las conflictividades más recurrentes y las necesidades en materia de justicia de estos municipios, así como el diagnostico de requerimientos formativos expresados por los propios operadores de justicia de la región.

 

Fortalecimiento a las Organizaciones Sociales de Base


El proyecto Justicia Local para la Paz también incluye en sus objetivos, la generación de capacidades a organizaciones sociales de base, este proceso inició desde el mes de mayo, lo acompañan un grupo degestores territoriales, profesionales vinculados a la ADEL para este propósito.

Participan 80 Organizaciones Sociales de Base que se seleccionaron estratégicamente en conjunto con las alcaldías de los municipios de: Samaniego, La Llanada, Linares, Providencia, Mallama, Santacruz, El Rosario, Leiva, Cumbitara y Policarpa. La meta es formar 640 líderes en temas de reconciliación y convivencia, resolución pacífica de conflictos, gestión de proyectos, gobernanza democrática entre otros, con lo cual, se busca reafirmar en ellos capacidades y cualidades para la interacción y participación efectiva en proceso de desarrollo local y construcción de paz.